Sobre Molina Club

¿QUÉ ES MOLINA CLUB?

Es la página personal de Samuel Molina, en donde reflejo mi pasión por la gastronomía, la que es mi vocación profesional.

¿QUIÉN ES SAMUEL MOLINA?

Soy una persona inquieta, emprendedora y orientada hacia la experiencia gastronómica del cliente.

Estoy formado en las técnicas de la explotación agropecuaria, en la dirección de negocios de hostelería y restauración, en la dirección de marketing, en sumillería, enología, catas y maridajes, y poseo experiencia en la dirección de restaurantes y en la gestión de la experiencia del cliente (como maître, como sumiller, como cocinero y como director).

He dirigido negocios propios y ajenos. También he colaborado con negocios de hostelería como asesor externo. Realizo catas, maridajes y he tenido el privilegio de participar en la creación de nuevos vinos y licores con pequeñas bodegas que miman el producto con sostenibilidad y sensibilidad.

¿PARA QUÉ SIRVE MOLINA CLUB?

Para servirme de escaparate profesional. Aquí encontrará una semblanza de mis habilidades y servicios.

También me propongo divulgar la práctica de la «compra responsable». Está al alcance de todos y ahora mismo es un factor crítico del que puede depender la pervivencia de nuestra cultura y de nuestros hábitats. La calidad y la sostenibilidad son mucho más que palabras. Ahora más que nunca nuestro propio bienestar y futuro inmediatos dependen de ello.

Mi filosofía consiste en imaginar un plato con productos de temporada, de mercado o de tiendas de proximidad, utilizar productos artesanales o de explotaciones pequeñas. Normalmente no representa un sobrecoste, si encuentras a un/a buen/a profesional que te mime y sepa lo que tiene entre manos. Más calidad y mejor experiencia del cliente.

Esta opción nos aporta una calidad singular incontestable. Que prioricemos a aquellos productores que emplean técnicas responsables y ecológicamente sostenibles, nos permite contribuir a la economía de proximidad, dejando que el dinero que generan nuestras compras vaya a revertir en familias que sostienen nuestro territorio y nuestra cultura, en lugar de a corporaciones que arrasan con el medio y precarizan el empleo. 

Sin que suponga sobrecoste. También hay que conocer un poco el producto y el mercado para evitar mermas y dar en el clavo. Comprar ecológico no es ser tonto. 

Muchos productores no implementan sellos Eco, DO, etc, o bien porque no lo necesitan, o porque supone un gran sobre esfuerzo burocrático y financiero, y aun así tienen toda la trazabilidad de calidad, elaboración y prácticas responsables. Son profesionales vocacionales que lo han hecho así toda la vida, y porque además se plantearon hacerlo así. Suelen contribuir a la economía del territorio, muchas veces son los que gestionan el territorio, velando por la diversidad y las buenas prácticas. Pero no se colocan medallas, se dedican a producir un producto con alma y a hacerlo asequible. Esos son los que me interesan. 

En mi blog procuro reflejar esta manera de ver las cosas y explicar cómo lo hago. Poco a poco. 

En la sección de contacto estoy a su disposición para responder a cualquier consulta. ¡Bienvenido al Club!

Samuel Molina.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta página. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar